Nueva normalidad laboral, nuevo mindset digital

Mucho se habla sobre la “nueva normalidad” y la nueva forma de vivir que trajo consigo la pandemia. El Covid-19 no solo trajo una crisis sanitaria, sino un momento crítico de transformación en la forma típica y acostumbrada de relacionarnos, evaluar y motivar a nuestros equipos de trabajo. Y es que para algunas organizaciones el trabajo remoto y el uso de nuevas herramientas digitales se volvió todo un reto.

En un nuevo mercado abatido por el declive económico y las organizaciones luchando constantemente por prevalecer, es de esperarse que se le rinda tributo a la tan popular frase ¡Sálvese quien pueda!, si bien es cierto que la situación es crítica, la clave está en la innovación. Sí, en la innovación para transformar tu modelo de negocio, la forma de vender a tus clientes, pero sobre todo en la forma de motivar, inspirar y evaluar a tu equipo de trabajo.

 

Mindset digital, competencia clave

¿Te has puesto a pensar si tu equipo de trabajo cuenta con las competencias necesarias para formar parte de la transformación de tu organización? ¿Tú, como líder, eres capaz de transmitir y propiciar la adquisición de nuevas competencias en tus colaboradores?

La nueva normalidad nos obliga a desarrollar nuevas competencias y a potenciar aquellas claves, que nos aportan el elemento diferenciador de éxito que nuestra empresa tanto necesita. Hoy no basta solo con cumplir las competencias genéricas de un puesto, es necesario implementar el plus del colaborador transformador, el líder, aquel que domina y transmite transformación digital.

Tener identificadas y establecidas las competencias requeridas en alineación con el rumbo estratégico de tu empresa es indispensable. El nivel de competitividad y alcance de productividad radicará principalmente en la formación de tu equipo de trabajo y el modelo de negocio. Sin olvidar la importancia que tiene el establecer un proceso de medición y acompañamiento ágil para aprender nuevas competencias que se adapten mejor a los puestos actuales (upskilling); o adquirir nuevas competencias para llevar a cabo un rol completamente diferente impulsado principalmente por cambios tecnológicos (reskilling).

Sin importar el tamaño de la empresa es momento de identificar las habilidades clave a desarrollar para el presente, pero sobre todo para el futuro. Si el equipo de colaboradores participa de forma activa en este viaje de desarrollo también se verá beneficiado el sentido de pertenencia, al brindar claridad sobre la visión general de las habilidades y conocimientos que se esperan de su puesto de trabajo.

Impulsar el crecimiento de tu talento humano, es el gran reto que tenemos como líderes para afrontar los cambios que estamos viviendo y lograr convertir la crisis en oportunidades de crecimiento.